︎
Bienvenido a
Bitácoras Perrogatunas
 Mueve o pincha los elementos






  Mocka    Cholito    Galleta   Delfina   Milo



 








Bitácoras perrunas


Los animales son parte fundamental de nuestra familia y sabemos que también lo son de muchas más. Por eso, quisimos hacer este recopilatorio perruno con mucho amor a los integrantes de la nuestra y de amigos que nos dejaron retratar a sus perritos, y además, revelar algunos detalles de su personalidad.

Gracias a @negradharma y @tito_munoz por compartirl@s con nosotros.Este libro va dedicado a ell@s y especialmente a nuestro querido Cholito. Con cariño, Ceci y Patón.

Cuentos: Cecilia Tapia. Ilustraciones: Ignacio Amenábar.













M O C K A

Una princesa nace, no se hace.

¿Qué cómo llegué a convertirme en el centro de atención de una familia que no tenía perros?

Muy fácil, y es que ser cachorra y perro único tiene infinitas ventajas. Por ejemplo, nadie se resiste a mi así como yo tampoco me resisto a un buen par de calcetines. Tengo además, dos hermanas humanas que cuya misión en la vida es jugar conmigo y consentirme, y si hacemos una encuesta sobre cuál de las 3 es la favorita de la casa, los resultados serían obvios (pero no los diré OBVIO QUE YO por aquí porque no quiero que se sientan mal).

Y es que mis inicios no fueron fáciles. Estuve muy enferma, casi una mártir del parvovirus pero me recuperé gracias al amor de mis humanos y me prometí hacerlos felices en agradecimiento. Por eso, me esfuerzo a diario por meterme a la cama con ellos aunque no me lo pidan, para dejárselas calentita (agradézcanme después), les discuto cuando no tienen la razón porque claro, hay cosas que yo huelo y ellos no y no puedo entender que no aprecien de la misma manera lo que se oculta en ese hermoso y misterioso lugar llamado basurero. Y por supuesto, me gusta mucho jugar con mis hermanas humanas, son el mejor juguete que alguien como yo podría tener y/o morder.


Ser el único perro en una familia no es fácil, a veces ser el centro de atención se convierte en un pega difícil de hacer, sobre todo cuando empiezas a crecer y tienes que variar el repertorio de cosas creativas y ya no te dicen ¡NO! tan seguido como antes.

Por eso, si se preguntan qué cómo llegué a convertirme en el centro de atención de una familia que no tenía perros?, muy fácil: ser así de adorable es algo que no tiene discusión.



Mocka es hija perruna de @negradharma. Es la menor de 3 hermanas y se ganó el amor incondicional de todos los que al principio "no querían perros".












G A L L E T A

La vida es como una caja de galletas.

HOLA LOOSERS

Quiero partir resolviendo uno de los principales interrogantes que existen sobre mi y es cómo decir correctamente mi nombre. Y sí, aunque ya estoy acostumbrado quiero que sepan que no ha sido fácil. Y es que cuando un niño de 6 años te bautiza solo te queda encomendarte al dios de los nombres perrunos mientras tu vida se debate en un limbo de palabras impronunciables, confusiones de género y el uso del pronombre equivocado. Pero importante , es que soy EL galleta. No UN galleta y menos LA galleta. ÉL, así, en masculino perruno, como un perro que una vez tuvo sus bolitas y las perdió.

Partí destrozando todo con el fin de tantear el terreno y asegurarme que no había nada peligroso para mi mini amo, ramiro. Hay cosas que se me han escapado de las manos, como la vez que boté la tele y solo se veía la mitad. También esa vez que abrí la puerta del refri y me comí una bandeja de sushi, un momento crucial para mi paladar perruno, donde descubrí que es demasiado blanco para mi gusto y no se compara con mis favoritos, los ceniceros de conchas de mar.


No me puedo quejar. Las galletas son ricas, nadie se resiste a ellas y conmigo pasa lo mismo. Y cuando quiero ser aún más irresistible, hablo. Sí, hablo. Les digo a todos lo que hago durante el día, lo que hace mi dueño, mis vecinos, pero como nadie me entiende me mandan a mi casa o me hacen cariño, una cosa o la otra, blanco o negro así como la vida y como mi pelaje.





Galleta es compañero de @tito_munoz. Después de un inicio lleno de hazañas temerarias, hoy viven disfrutando de la playa.












C H O L I T O


Todo tiempo pashado
fue mejor.

“Permisho, adelante, muchas grachias, buenosh díash, buenash tardesh” Palabras de buena criansha que esta juventud desconoche y que ya no echisten. En mis tiemposh  se respetaba a los adultosh mayoresh y a las chiquillash no she lesh tocaba ni con el pétalo de una rosha.
Lo malo es que como estoy más viejo, ya no distingo a las chiquillash de los chiquillosh, pero al menos todavía puedo encontrar un par de buenash piernash para acicalar mi lomito y dejarme querer. Sheré viejo pero de tonto no tengo un pelo, es másh, soy el hombre de la casha donde vivo. Deshpués de sobrevivir la guerra, deichidí dedicarme a una vida de familia. Por mucho tiempo compartí con una chiquilla que me dejó por los placheres mundanos de dormir adentro de la casha y de otro perro más joven, lo que me obligó a acoshtumbrarme a una casa másh grande y una cama másh amplia pero también, a la libertad que todo hombre maduro como yo se mereche. Quizá por eso ahora viene a acompañarme un palomo con sus chiquilash. She comen mi comida pero al menos cuando losh veo, me vuelvo a shentir libre, tal como cuando era joven y el preguntarme qué shobras de comida disfutaré mañana, eran lejanas preocupachiones del futuro.


Cholito fue el fiel compañero de Cecilia Ladrón de Guevara.
Durante el proceso de estas Bitácoras nos dejó después de 17 años de vida. Buen viaje Cholito. ︎







D E L F I N A


A veces, me preocupo demasiado.
¿Sabían que hay más dióxido de carbono en la atmósfera ahora que en los últimos 800 años?¿que las hormigas macho viven apenas 3 semanas?¿que una gotera puede perder hasta 300 litros de agua diarios, y que las centrales nucleares pueden ser blanco de ataques terroristas? Y lo peor de todo, ¿eso no les preocupa?. Yo veces me pierdo en mis preocupaciones mirando fijamente la nada y pienso ¿por qué por más que me muerdo mi pata no me la puedo comer?

Hace poco me aprendí a sentar y con eso, a controlar mi ansiedad con flores de bach. Es que una mujer madura como yo, no puede entender que a nadie le importe que existan 3000 veces más estrellas que humanos en el universo. De ser así y de extinguirse la raza humana, nunca podré resolver mi más grande preocupación: ¿cuántos chupeteos y languetazos son necesarios para dejar impecables a mis humanos?



Delfina es parte de nuestra familia y es la combinación perfecta entre una perra guardiana y regalona.